Tuesday, July 8, 2008

Arpegio

Ocurre cada vez que me desgajas de todo tapujo
Recorriendo escondrijos que ni mis dedos conocen
Haciendo surcos sobre surcos
Amables sinfonías resonando en los huesos
lenguas que desean traspasar la piel
manos cómplices del voluntario asedio
saciando, cada vez, colmando
las exclamaciones acuciosas
que no quieren sentirnos lejos
rogando con un dócil ímpetu:

Quédate
Ahora
Tu voz suena hermosa
Cada vez que jugamos a amarnos.