Sunday, March 2, 2008


Cuando tenía unos 3 años quería ser sacapunta, pero no cualquiera, debía ser azul y de plástico. Cuando tenía 12 años quería ser pintora, escritora y hasta actriz. Cuando tenía 20, sufría de hipo cerebral que hacía amar por primera vez...


Y creo que ahora, a los 21, soy un sacapuntas.

6 comments:

Ana Ortiz said...

El color azul lo odiaba cuando era chica, porque era el color del uniforme de mi colegio, pero ahora me parece un color tan noble y celestial, da pureza y tranquilidad.
Y el sacapuntas es un elemento noble, te da la posibilidad de descubrir el color q ha quedado perdido dentro de un lápiz.
Todos en el algún momento perdemos el camino y no sabemos q somos, quizas seas todo eso que soñaste y mucho más.

Santiago Paz said...

La analogía es un tanto conflictiva para mí. Este sitio es algo "público" como para decir las razones. Pero, en todo caso, te creo.


Beijos.


atte:
Paz

Anonymous said...

Sacapuntas! Dani,
sacapuntas
saca corchos
quiebranueces
abrelatas
pela cables!!!
Te quiero mucho
Jermana Xi.

villaenou said...

cuando tenía tres quería ser pajaro, cuando tuve doce quise ser el vuelo... y ahora ni siquiera se si soy para poder escribir.

besus y abrazos mujer.

Indianguman said...

Qué lindo
A los doce quería lo mismo y ahora...
seré un sacapuntas?

saludos

Cristián Arregui Berger said...

te has hecho un espiral!