Friday, December 21, 2007

Germen de Entelequia (pre-estreno)


Al alba, los rayos de sol que se asoman por entre los gigantescos árboles, anuncian el nacimiento de los infames bichos. El reloj geométrico dice “la tierra dará a luz”, y cuando oímos el chillido de un pájaro que se aleja, esta Tierra susurra a las raíces que aletarguen su fuerza y alcen sus brazos al cielo. Así, toda flor, todo hongo, hoja y rama desdobla su alma, elevando su in corporalidad y dejando a Tierra por un momento libre para su alumbramiento. Ella agradece el gesto y siente la fuerza suficiente para abrirse, para deshacerse en segundos, mientras deja salir el capullo desde sus entrañas. En un quejumbroso alumbramiento Tierra observa su germen: enrollado como una larva, va asomando sus brazos al cielo y dándole señas a los demás que vuelvan a su cuerpo. Así, toda flor, todo hongo, hoja y rama son testigos del nacimiento.



El bicho da a conocer su cabeza medianamente humana, su ropaje cubierto de selva y las alas que nacen de su espalda. Se reconoce y luego observa su hogar: Anda a cien ojos con la superficie colmada de líquenes, saluda a las raíces, dándole las gracias por permitirle germinar, hasta que de pronto siente cómo otro bicho existe junto él.





Cara a cara, examinan su andar y colores. No están solos. Junto a ellos reptan unos bichos, otros vuelan con membranas que parecen romperse con el viento, y otros, a quienes el infame bicho juró amar, vuelan con un ropaje cubierto de plumas y chillan como los bípedos implumes que hacían huir a los duendes del lugar.



Tierra dio a luz. El germen de entelequia también huye de los humanos. Si alguien lo ve, no lo debe asustar y tampoco alejarse. Pues cada cierto tiempo, el germen se da a conocer y puede convertir a los implumes en gigantescas raíces. Y así, el ciclo vuelve y Tierra dará a luz, y Tierra será umbral y arranque de toda existencia.




***

Cuento e infame bicho: AleinadNnes

fotos: Medussa

idea: Ambos (mutantemegáfono)


Monday, December 10, 2007

"TRUNCOLEXIA"

Las palabras tales como porque, pues, ya que se usan en casos en que a pesar de y no obstante aquello, debido a uno y por consiguiente respuesta derivada de la razón de X que se explica por motivo de y dentro de la función que implica a “f” factor de X... 1

1 El científico sufrió un ataque cardíaco y no acabó la idea.